Páginas vistas en total

jueves, 28 de julio de 2011

12 DE OCTUBRE DE1980

Las vacaciones de invierno han hecho mella en éste blog, nos lo hemos tomado a pecho, pero ahora estamos de nuevo después de diez días, para seguir reconstruyendo, ésta increíble Historia del TC Zonal.
Y cuando uno reconstruye una historia, no debe hacerla parcializada, siempre la historia hay que tomarla en su totalidad, para entender su contexto y sacar conclusiones, más allá de la óptica que usa quién escribe la historia.
Desde éste espacio he traído a éstas páginas, tiempos de gloria, de pasión, de estadísticas, etc. etc. y, como en toda historia existen momentos de angustia, de dolor, de desesperación, de impotencia, de esto se trata la historia de hoy.
20 de julio de 1980, Enzo Segade gana la 2da serie en el circuito El Rincón

Nos ubicamos en el año 1980,el comienzo de ese año para el TC Zonal sonaba promisorio, defendía el campeonato Rubén Bianchini frente a un selecto grupo de pilotos como potenciales ganadores, de hecho el campeonato había arrancado con siete ganadores distintos, a saber: Enzo Segade, Ricardo Damonte, Miguel Ángel Bertini, Gumersindo Hortal, Eduardo Taddei, Rubén Bianchini y Ángel Bianchini, en ese orden habían ganado las siete primeras fechas. Pero lo cierto era que, el gran candidato para todos era Enzo Segade, quien había ganado el premio coronación 1979, la primera fecha de ése año, pero no había podido demostrar su predominio en las clasificaciones finales, independientemente de la primera fecha, promediando el certamen había comenzado a mostrar su supremacía Miguel Ángel Bertini, con tres victorias consecutivas y sumando en todas las competencias, no obstante eso, Segade seguía disputando el campeonato palmo a palmo con el arrecifeño de Ford.
La prueba de clasificación de Pergamino,de mi archivo personal,(la fecha es errónea)no habia maquinas de escribir, mucho menos computadoras

En ése contexto nos ubicamos en el mediodía del 12 de octubre de 1980,una jornada soleada, típico día primaveral, para recibir al TC Zonal en su 14ta fecha, el escenario: el circuito denominado “Ex Quinta Trincavelli” de Pergamino , no fue novedad que ese trazado de 1370 metros tuviera tierra, no compactada claro, ese circuito siempre presentó dificultades en ese aspecto, ese día fundamentalmente, en la parte rápida, la más alejada a la zona de boxes, donde la visibilidad era casi nula, en un circuito veloz, una especie de óvalo donde casi siempre se iba doblando.
Asi largaron la serie, nunca me expliqué porque razón Taddei, con el mejor tiempo, eligió el centro de la primera fila, por adentro Ricardo Damonte, por afuera, semioculto, Enzo Segade. En esa epoca se largaba tres en la primera fila, dos en la segunda, tres en la tercera, hasta completar la grilla

La prueba de clasificación dio como más rápido al piloto de Salto Eduardo Taddei, seguido por Miguel Bertini, Ricardo Damonte, Rubén Bianchini, Enzo Segade y Jorge Areán, en ese orden, por consecuencia la primera serie la iban a protagonizar Taddei, Damonte y Segade. Taddei no puede defender su posición de privilegio y es Ricardo Damonte quien llega al frenaje de la última curva primero, seguido muy de cerca por Enzo Segade, unos metros más atrás Eduardo Taddei y el resto del lote. Entraron en la segunda vuelta, que fue la última…
Asi cumplian la primera vuelta Damonte, seguido por Segade, en la imagen no se visualiza a Eduardo Taddei

En la parte mas alejada de boxes, en el medio del polvo que despedía el puntero Damonte, entra en tumbos Enzo Segade, siendo colisionado por Eduardo Taddei, quien deja a la histórica cupecita de los hermanos Fontana literalmente embutida en la Cupé Roja y Azul N° 5 de Enzo Segade y su acompañante Miguel Petrosino, introduciéndose por el lugar mas vulnerable de un vehículo de competición; el piso, desmitifico acá lo que se dijo muchas veces, el piso del auto de Segade NO era de madera, como se dijo por ahí erróneamente. Lo que siguió, sigue siendo tan confuso, a pesar del paso de los años, para quien escribe, que no podría dar un orden cronológico de lo que pasó después de aquel, atroz como inexplicable accidente, trato de ordenar mis ideas, lo he tratado siempre de hacerlo y jamás he podido, y como tal lo relato, solo queda en mi memoria retazos de cosas que vi, algunas de las fotos que he atesorado durante éstos años, las miro, y créanme que son fotos , que pareciera que nunca las hubiera sacado, pero estaban en mi querida Pentax K-1000.
Momento que es rescatado Miguel Petrosino del auto de Enzo Segade

Oportuna foto de cronista de "La Opinion" de Pergamino, donde se puede percibir elmomento exacto de la colision, observese como vuela el diferencial del auto de Enzo Segade (Gentileza Rubén Bianchini)

Página central del periodico "El Centinela" de Salto, narrando los hechos (gentileza Rubén Bianchini)


Se que llegué entre los primeros al lugar del accidente, solo queda grabado en mi mente, un silencio que me acompaña siempre quebrado por los gritos desgarradores mezclados entre llanto y desesperación por los miembros de ambos equipos tratando de auxiliar y como sea a sus pilotos y respectivos acompañantes (Miguel Petrosino y Oscar Mollé), recuerdo estar en la parte interna de la pista tratando de evitar que Antonio Rosell, quien venía detrás de Eduardo Taddei en esa serie, viera lo que había visto, hoy, repito, con el paso de los años, no recuerdo lo que vi. En éste punto, el padre de la Psicología moderna Sigmund Freud sostiene que la mente humana, ante un accidente traumático “borra” las imágenes de nuestra memoria, eso, seguramente me ha pasado a mi, y he querido que siga permaneciendo en mi memoria de esa manera:”borrado”. Recuerdo a Rubén Bianchini, en ese tiempo presidente de la categoría TC Zonal, recién retornado del Hospital San José informando que Enzo Hugo Segade había muerto…
El querido y recordado colega Roque Chapin, a su espacio de automovilismo a manera de homenaje lo llamó Enzo Hugo Segade, acá un calco de la epoca que de fé de lo que afirmo

Se puede percibir las huellas del auto de Segade cuando se sale de pista

En estas zanjas, hechas para que drene el agua del circuito se trabó el auto de Enzo Segade entrando en vuelco

Asi quedó el auto de Segade

Otra vista, donde puede apreciarse el hueco dejado por el auto de Taddei

Aun los pilotos permanecen en la cupecita Número 7

Asi quedaron ambos vehículos, embutidos uno en el otro.

Ese día, iba a ser la fecha que marcaría el nacimiento de único mártir que tiene la categoría TC Zonal: Enzo Hugo Segade, “el gordo” como lo conocían en Salto, pagó el precio mas caro que se puede pagar por ésta increíble pasión que es el automovilismo, pagó con su vida, nada mas ni nada menos, no recuerdo haberle hecho alguna nota “al Enzo”, pero si tengo muy presente, a un tipo de perfil bajo, de pocas palabras, de sonrisa fácil, que contrastaban fuertemente con lo que veíamos de Segade en pista, un manejo absolutamente vehemente, siempre a fondo en busca de la victoria, respetado por sus rivales, idolatrado por sus hinchas y admirado por quienes no lo eran…tenía 32 años.
Honestamente no se si tengo autoridad para sostenerlo, pero me gustaría que algún día sea instaurado el 12 de octubre como el “Día del Piloto de TC Zonal”

No hay comentarios:

Publicar un comentario