Páginas vistas en total

viernes, 8 de julio de 2011

AUTO DE SEGURIDAD 3 (Tiempo de anécdotas)

LA PRIMRA TRANSMISION DE UNA CIUDAD A OTRA DE UNA CARRERA DE TC ZONAL
En los 70’ y los 80’ las comunicaciones no eran ni por asomo lo que son hoy, de hecho, hoy en pleno posmodernismo, a este tiempo se lo conoce como la era de las comunicaciones.
La palabra telefonía celular no existía, y si no ibas a las carreras, era un verdadero calvario conseguir los resultados, ni hablar las clasificaciones, había que esperar que regresaran los equipos para tener detalles de las competencias.
En las ciudades donde habitualmente corría el TC Zonal no había equipos periodísticos medianamente organizados, aunque ya estaba Roberto Ostoich en Pergamino, desconozco si ya era “Autodeportes”, el “Gordo” Elizalde en Salto, y después nada. Salvo el equipo “Deportes en Orbita” de LVA la Radio de Arrecifes, con un auténtico “DreamTeam”, Oscar Isidoro Giacone en los relatos, Hugo Daniel Targize en los comentarios, de él, siempre recuerdo aquella increíble frase que acuñó alguna vez: “Se cayó la estantería” cuando algún tiempo era doblegado, sigo con el equipo, Raul Gattelet (h) en el planillaje, Osmar Cesáreo Grovas en la primera curva del costanero, Roberto Hugo Bustos en los boxes, y Horacio De Francesco en la locución comercial, con esos maestros que les debo parte de mi inspiración, ingrese como segundo locutor, en ese contexto comienzo a seguir y como sea al TC Zonal (ya lo voy a contar como, alguna vez )
El objeto de ésta anécdota está centralizada en resaltar el primer relato de una carrera de TC Zonal, desde otra ciudad, y fue precisamente el equipo “Deportes en Órbita” , quien realizó tal transmisión. Fue el 25 de mayo de 1980 en el “Barrancas” del Baradero.
En la mañana del 25 de mayo, muy temprano salimos de Arrecifes, en un Ford Falcon de Osmar Grovas, el simpático Hugo Daniel Targize, increíble contador de historias, al volante, mi recuerdo para él desde éste blog, Oscar Isidoro Giacone, Raúl Gattelet (h), el inefable “Ruly” Pettinari como técnico y quién escribe, completábamos la delegación del equipo “Deportes en Órbita”.
Salimos por Ruta 8 hacia Baradero, la lógica indicaba que debíamos llegar hasta San Antonio y tomar la Ruta Provincial 41, lo cierto es que, al llegar a Capitán Sarmiento, al querido “Gordo” Targize, se le ocurrió ir por caminos de tierra, “para cortar camino” según dijo, y porque según él conocía todos los caminos de tierra de la Provincia de Buenos Aires. Lo concreto es que anduvimos por colchones de tierra, pozos, pasamos por Villa Lía, en síntesis un interesante tour por los campos de la provincia de Buenos Aires, salimos cerca de Baradero, pero como media hora más tarde de lo lógico.
Oscar Isidoro Giacones, actual Secretario de Fedenor

Una vez en el circuito, los dirigentes del Baradero A.C. nos dieron un acopladito para transmitir, en el medio de la pista, si, amigo seguidor, está leyendo bien, en el medio de la pista, frente a los actuales boxes, la seguridad? gracias. Ya instalados sobre el acopladito, el segundo problema a resolver fue, como comunicarnos con Arrecifes, para tal cometido habíamos llevado un equipo de BLU(Banda Lateral Unica) o VHF (Very high frequency), algo de eso, estimo que nuestra señal llegaría a Arrecifes como si estuviéramos en la Base Marambio de la Antártida Argentina, eso, más la consola alimentada con una batería de 12 amperes. Recuerdo que en una de las series, la que corría Antonio Rosell, uno de sus inseparables colaboradores, se había trepado a nuestro improvisado palco, con la emoción de la carrera, el amigo, corpulento él, pegó un salto y chau los bornes, cuando pudimos recuperar la energía, ya se estaba por largar la otra serie, lo anecdótico de la la competencia, fue que la carrera la ganaba Angel Bianchini con la cupecita de Roberto “Ñato” Aguirre, quien, al otro día nos enterábamos que en la técnica lo habían desclasificado por utilizar neumáticos, según los técnicos no permitidos, la fina lectura del reglamento le había jugado una mala pasada a Angelito Bianchini. En definitiva ésa carrera iba a quedar en manos de Eduardo Taddei, con el auto que, paradójicamente dos años después y en manos de “Angelito” le iba a dar tantas alegrías a los hermanos Héctor y Oscar Fontana.
Angel Bianchini(N°6) por afuera, Eduardo Taddei(N°7) por adentro

No recuerdo que tal llegó la transmisión a Arrecifes, pero en éste espacio quería hacer éste reconocimiento a lo que fue la primera transmisión de radio de una ciudad a otra de una competencia de TC Zonal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario