Páginas vistas en total

martes, 5 de julio de 2011

LOS HERMANOS SEAN UNIDOS..(José Hernández)

Parejas de hermanos en el TC Zonal, como quedó expuesto en anteriores subidas, siempre ha habido, pero a no dudar las de mayor notoriedad y éxito son “Los Matkovich” y “Los Bianchini”, y hoy voy a abordar el paso de Rubén y Angel Bianchini por el TC Zonal.
Angel y Rubén Bianchini, en el medio: el colorado Félix Romairone, píntorezco ex-Comisario Deportivo de Fedenor.

Ciertamente en las charlas de café , en Arrecifes hay una discusión bizantina, cuál de los dos fue el mejor , a juzgar en primer orden por los resultados existe una gran paridad, ambos ganaron dos campeonatos en el TC Zonal, Rubén en 1979 y 1985 y Ángel en 1982 y 1987, por lo que mostraban en la pista eran distintos: uno, Rubén; cerebral, medido, rápido, buscando siempre el error del rival para capitalizar diferencias, nunca una maniobra exagerada, pero terriblemente efectivo a la hora del banderazo final.
Ruben Bianchini y el malón ingresando al mixto del Costanero del AAC en 1985

El otro, Angel, igual de rápido, más sanguíneo, todavía permanecen en las retinas de los espectadores algunas maniobras de factura colosal, que lo llevó a tener el mote de “Angel Volador”.
Angel Bianchini en 1988, con la fantástica maquina que, hasta 2010, anduvo en punta de la mano de Juan Manuel Iglesias.

En éste paralelo que estoy trazando, es necesario destacar que nunca compartieron la misma estructura, es decir jamás corrieron en equipo, con la excepción del año 1977, último año del TC del 40 que compartieron el mismo auto, forzadamente, debido a una suspensión que le aplicaron a Ángel, que había ganado todas las carreras ese año, tomó la posta Rubén y ganó, para variar las dos competencias restantes de ese campeonato. Es más, si bien son contemporáneos, muy pocas veces participaron al mismo tiempo en un mismo campeonato. Rubén corrió entre el año 1978 a 1985 y Ángel entre 1978 y 1989, solo coincidiendo a campeonatos completos los del ’78 al ’80 y en 1985, convengamos que en los años no mencionados uno o el otro participaban en competencias aisladas, de tal modo que, cuesta encontrar crónica de enfrentamientos en pista entre ambos.
Una de las pocas veces peleando un puesto, adelante Rubén seguido por Angelito

Ciertamente 1985, fue el gran año de “Los Bianchini” ya que Ángel iba a ganar el Campeonato de la Fórmula 2 Bonaerense y Ruben, se despedía del automovilismo competitivo, retirándose por la puerta grande: obteniendo el campeonato de TC Zonal de 1985.
Los Bianchini a pleno, año 1985, la ultima carrera oficial de Ruben Bianchini, probablemente el mejor año de los hermanos, en el circulo blanco, el "niño" Norberto Fontana.

Ángel iba a seguir en la categoría hasta el año 1989, cuando corrió cuatro carreras solamente, esa temporada en medio del certamen, hubo un cambio de reglamento, actitud que disgustó “al Ángel” como lo mencionamos por acá, y se retiró del TC Zonal, aunque le quedó el bálsamo de haber logrado el certamen de la categoría en 1987. Posteriormente con un Chevrolet 400, emigró al TC 4000, en su mejor época, la de Degliantoni, Nardi, de Zavaleta, Vatti, etc, donde supo ganar, y, con ese mismo auto se lo alistó para el Supercart, época de “Los Di Palma”, “Tito Bessone” etc. etc., dándose el gusto de andar en punta, con un auto de extracción zonal en el mismísimo Autódromo de la Ciudad de Buenos Aires, subiendo a algún podio que otro.
Angelito en punta en el autódromo de la Ciudad de Buenos Aires

Otra de las discusiones en charlas de café que tenemos los arrecifeños es preguntarnos qué hubiese pasado si “Los Bianchini” hubiesen incursionado a “Nivel Nacional”, sin tener en cuenta el paso de Ángel por el Supercart, que si bien, tuvo esa categoría predicamento nacional, nunca tuvo rango de Campeonato Argentino, y él cuando llegó a la misma ya tenía más de treinta años. No lo sabemos, ni nadie lo sabrá, lo cierto es que ambos son emergentes de una poderosa pléyade de pilotos salidos de éstas tierras, todos al mismo tiempo, nos quedará la incógnita para siempre…
Angel transitando la curva del arroyo en el Costanero del AAC, año 1977

Abordar en el presente a los Hermanos Bianchini, es como si el tiempo no hubiese pasado, como cuando eran pilotos en actividad, Rubén mucho mas locuaz, siempre dispuesto a dejar alguna historia, alguna anécdota. Angel por el contrario, siempre de perfil bajo, hasta la desesperación, a tal punto que cuando me apersoné a las oficinas de su empresa familiar “Agromet”, para ponerlos en conocimiento de éste proyecto, Angelito, me dice: “Que puedo decir si hace 18 años que no me subo a un auto de carrera”, todo lo contrario a lo que demostraban en la pista en cada una de sus participaciones.
Angel y Ruben Bianchini, una dupla despiadadamente ganadora, es que nunca corrieron por correr, siempre para ganar, detallistas hasta la exageración, siempre recuerdo a Angel, los domingos a la mañana antes de la clasificación, recorrer a pie el circuito tomando nota de la geografía donde se desarrollaban las competencias, o exprimir el reglamento al máximo, por aquello de “Todo lo que no que no está prohibido taxativamente, está permitido”, destacándose en éste punto por la concienzuda lectura de los reglamentos, de hecho, para eso están. Muchos pilotos que llegaron después aprendieron de ellos, también fueron pioneros en poner un miembro del equipo para barrer la zona donde largaban sus autos, para tomaran mejor adherencia a la hora de largar, protestaron algunos, al poco tiempo todos hacían lo mismo.
Ruben Bianchini en uno de sus momentos de gloria

Lo concreto es que el accionar de Angel y Ruben Bianchini trascendió la región, recuerdo alguna vez, haber acompañado a Antonio Rosell, por aquel entonces representante de la categoría y a Eduardo Drivet, representante de la Fórmula 2 Bonaerense ir a negociar la presencia de ambas categorías a Lincoln, en Lincoln nos recibió el vicepresidente de la Federación 2 de Automovilismo Deportivo, aquel increíble personaje que se llamaba Livio Biasussi, en aquel entonces la Federación poco y nada de bolilla le confería a las categoría de ésta zona, estaban ensimismados con el éxito del TC del Oeste, el resto de las categorías debían buscar plazas y negociar premios, estaban Rosell y Drivet hablando de las bondades de ambas categorías, cuando Don Livio Biasussi, los interrumpe y pregunta: “Vienen los Bianchini?”, “SI”, contestaron al unísono, “Listo, muchachos, cuando quieren correr” cerró Don Livio. Tiempo después, ya en nuestra zona, un tiempo antes de inaugurarse el Circuito “El Cachao” de Arroyo Dulce, los mismos representantes de las categorías y un señor de apellido Pretini, bravo negociador, pregunta “ Decime Rosell, en éstas categorías vienen “Los Bianchini”?, seguro ésta pregunta mucha gente se la hizo.
Angel en la Fórmula 2 bonaerense, seguido por Guillermo Giraudo y Hugo Hernández


Por eso, éste, creo, merecido tributo a ambos, que seguramente hubiesen merecido una crónica cada uno en forma individual, pero, créanme no hubiese sabido con cual de ellos empezar.
Para finalizar, creo haber descubierto alguna vez, el verdadero motor que alimentó a éstos notables pilotos cada vez que saltaron a la pista, tiene nombre y apellido: el Sr. Eduardo Bianchini, el padre, fanático por los autos de carrera de aquellos, casi como de los que no quedan, cierta vez Rubén me confesó: “él fue todo” , y fue motor, y vio con orgullo el éxito pleno de ambos hijos como deportistas, y siguió siendo motor cuando Don Eduardo ya no estaba entre nosotros, hasta que a Rubén primero, y a Ángel después, bajarse definitivamente de los autos de Carrera.

RUBEN BIANCHINI
La ultima correra corrida por Ruben Bianchini con su, siempre acompañante, Vilcha Bamonde, consagrandose camepón en 1985, entrevistado por el periodista Roberto Hugo Bustos

EN TC Zonal corrió 66 carreras, 16 victorias, 20 series, 2 campeonatos (1979 – 1985), 1 subcampeonato(1984)
Fuera de la categoría fue campeón de la Fórmula 3 Promocional

ANGEL BIANCHINI
Angel con sus autos de la F-2 Bonaerense y TC Zonal con su equipo


En TC Zonal corrió 78 carreras, 28 victorias, 34 series, 2 campeonatos (1982-1987), ostenta un record hasta ahora inigualado, en 1982, ganó 10 competencias oficiales en forma consecutiva.
Fuera de la categoría fue campeón del TC del 40 (1977) y bicampeón de la Fórmula 2 Bonaerense (1984-1985)
Ruben Bianchini en su exitoso paso por la Formula 3 Promocional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario