Páginas vistas en total

lunes, 4 de julio de 2011

AUTO DE SEGURIDAD 2 (Tiempo de anécdotas)

Esta historia, que sospecho es simpática, que sirva a manera de disculpa para el involuntario protagonista de la misma, aunque sea casi treinta años después.
Por aquel entonces, principio de los 80’, tenía una columna semanal sobre automovilismo en el desaparecido periódico “Acción” de Arrecifes, era un inexperto veinteañero en el fantástico mundo del periodismo, en más de una oportunidad cometí torpezas, propias de un novato que intenta ganarse el respeto en el mundo de los hombres de prensa, y claro está, ésta anécdota pertenece a aquellas torpezas.
Además, de comentar las carreras, había incorporado, vaya a saber de dónde la había sacado, una sección donde destacaba o crucificaba a los pilotos con tonterías tales como ; el más rápido, el más lento, la maniobra de la carrera, el auto mejor presentado, el auto peor presentado, y fue éste último ítem el que se acreditó, injustamente, el piloto de “Gaham-Los Angeles”, Adolfo Contigiani, distinción que con razón no le cayó nada bien, es más, le cayó muy mal, y que yo ciertamente ignoraba. Con el paso del tiempo descubrí, con que pasión se trabaja sobre un auto de carrera, y tan solo cada piloto sabe su historia, cada vez que sale a pista su auto. Por lo tanto, tiene la autoridad suficiente de presentar su máquina como se le cante.
Volvemos a la historia, ubicamos a los seguidores en la primavera de 1981, Circuito ex quinta Trincavelli de Pergamino, en la tranquilidad de los boxes, digo tranquilidad, porque los espectáculos del TC Zonal, se compartían con la Fórmula 2 Bonaerense, o la incipiente Monopostos 850, nunca se juntaban 50 autos con todas las categorías, es decir que a la mañana del domingo se clasificaba, cuatro series y dos finales, y se terminaba la historia. Es decir que nunca causaba zozobra el tiempo, ni regar varias veces el circuito, ni comer tranquilamente un asado al mediodío. Eso explica la tranquilidad de los boxes, sobre unas pilas de gomas, de ésas que se usan para contención, estábamos fumando, en algún dialogo de pocas palabras con el “flaco” Omar Alvarez, digo esto porque el “flaco” (ex -piloto del TC del 40) como yo somos personajes de pocas palabras. Estábamos en eso, cuando por el medio del patio de boxes apareció la silueta corpulenta de Adolfo Contigiani, quien con paso ágil se dirigía hacia nosotros, pensé en usar mis superpoderes, y trasladarme a cualquier lugar de la tierra, pero no los había traído, mientras pensaba esa idiotez, ya estaba parado frente a nosotros, manos en jarra, y le pregunta a Omar Alvarez, “Flaco, vos sabés quien es Bobby Penas?”, (seguro que sabía que era yo), el flaco, fiel a su forma de ser, de pocas palabras, le contestó: “No, no se quién es”, Contigiani, se encogió de hombros, giró sobre sus pasos y se fue. Recién cuando volvíamos para Arrecifes después de las competencias, ya entrada la noche del domingo, mi respiración comenzó a normalizarse.
Menos mal que no se me ocurrió pedirle explicaciones, teniendo en cuenta, la manera poco ortodoxa con la cual en Arroyo Dulce decidía retirarse del automovilismo un par de años después, de todos modos la alegría iba a llegar a la familia Contigiani, el 3 de junio del ’83, cuando con la conducción de Adolfo Contigiani, en el Circuito “El Cachao” de Arroyo Dulce llegaba a la victoria, paradojalmente con el mismo auto, que yo injustamente había criticado.
Sacar a la luz ésta historia, ojala sirva, por un lado para que se entienda un poco mejor porque queremos tanto al TC Zonal y por otro, aunque sea treinta años después, mis disculpas a Adolfo Contigiani, sin dudas otro de los protagonistas de la Gran Historia del TC Zonal, y que se le haya pasado la bronca conmigo, es que…éramos tan jóvenes…..
Adolfo Contigiani, apoyado sobre los hombros de Alfredo Pérez, flanqueado por Jesús Manzanarez y Juan Manuel Matkovich, todos ex-pilotos de TC Zonal
Felipe Contigiani ganando en Arroyo Dulce

1 comentario:

  1. Este gran amigo esta semana nos ha dejado...QEPD Adolfo, te extrañare amigo!!! Pino

    ResponderEliminar