Páginas vistas en total

sábado, 18 de febrero de 2012

RUBEN BIANCHINI. SE FUE UN ICONO DEL AUTOMOVILISMO ZONAL

Rubén Bianchini en una de sus tantas entrevistas allá por principios de los '80

El hecho de hacer periodismo, está plagado de hechos algunos agrios, otros agridulce, pero más son los gloriosos que nos alimentan a seguir con más ganas ésta pasión que es el periodismo, en éste caso vinculado a la Gran Pasión que es el Automovilismo, sin ningún lugar a dudas.
Sus comienzos en el Karting

Y uno de esos momentos gloriosos lo ubico en los primeros días del mes de mayo del año pasado, cuando tuve la oportunidad de compartir algo más de dos horas con Rubén Raúl Bianchini. Habíamos pactado un encuentro, en las oficinas de “Agromet”, una tarde soleada de aquel frio mayo de 2011, cuando llego a la hora convenida Rubén, me dice “vamos a mi casa, allá tengo las fotos”. En el momento de salir a la calle, me dice: “Vamos en tu auto”, por aquel entonces tenía un Focus, Ud. amigo que me lee, le confieso jamás estuve tan nervioso manejando un auto, se imaginan, yo llevando de acompañante al gran Rubén Raúl Bianchini, pensaba en ese momento, como poner los cambios, justo delante de él, un virtuoso sin igual a la hora de tratar una caja de velocidades, como frenar al llegar a una esquina, como estacionar cuando llegaba a su domicilio, menos mal que no había otros autos estacionados, sino hubiera hecho un desastre seguro, y me hubiera perdido un fantástico recorrido de dos horas en su carrera automovilística, y asi fue.
Como por arte de magia de dos cajas repletas de fotos, fueron apareciendo en forma cronológica y meticulosa las fotos de su primera referencia con el automovilismo, al lado de Juan Pedro “Pocholo” Moisello, inmolado en 1961, en un polvoriento circuito de Pilar en la categoría Ford T Semipreparados, donde Eduardo, su padre era activo colaborador, y el gran culpable de su inagotable pasión por los fierros, al igual que su hermano Angel.
Un joven Ruben Bianchini, en sus inicios en autos con techo en una categoría "Casera"

Después pude ver a un joven Rubén en su debut en las carreras con un Karting en el circuito asfaltado del Estadio Municipal de Arrecifes, lo llamativo de aquel encuentro fue que después de mostrarme alguna foto, aparecían exactas referencias de quienes posaban en la imagen, y porque no, alguna anécdota ilustrativa, corriendo con un NSU Prinz con el número 7.
Los inicios en monoplazas, Rubén en primer plano con el número 22

Tiempo de cambios, motores delanteros vs. motores traseros, en Arrecifes Ruben Bianchini, delante de Rolando Sotro.

Su debut en la categoría Fomento(ex Limitada 27), su fantástico paso por la Fórmula 3 Promocional.
Con el número 1, que tan bien le sentaba, acá Arroyo Dulce, en la mítica Fórmula 3 Promocional.

Uno de los tantos festejos de aquel, tiempo con su gente


Rutilante aparición de Ruben en el TC del 40, año 77, dos carreras corridas, dos victorias

Si se quiere la casualidad, hizo que debutara en el TC del 40, allá por 1977 con el auto que tripulaba Angel, y posteriormente, ya con auto propio y con Torino se iba a convertir en uno de los pioneros de la primera historia del TC Zonal, logrando los dos únicos títulos que tiene la marca en la categoría en los años 1979 y 1985.

Año 1979, su primer campeonato en el TC Zonal, en la imagen precediendo a Antonio Rossel en el Costanero de Arrecifes

Ya campeón en 1980, aca en San Antonio de Areco

Podio de Pergamino, año 1984 Ruben, franquedo por Roberto Bailo y Miguel Bertini

Su último año como piloto de TC Zonal, 1985, su último campeonato, en la foto delante de Eduardo "Poto" Díaz, el primer auto no cupecita de la categoria, anunciando nuevos tiempos para el TC Zonal.

Su última vez con Buzo antiflama, coronacion de Arrecifes, año 1985, año de Los Bianchini, ambos campeones, en el centro, un Comisario Deportivo de los que lamentablemente no quedan: Felix Romairone, junto a Angel.


Para cerrar Ruben aquel documental personalizado, pasaron ante mí su último contacto con el automovilismo, donde volvió a despuntar el vicio en la categoría Standard Histórico, consagrándose campeón en 2008, navegado por Raúl Gattelett (h) con un exquisito Torino, que seguramente permanecerá por mucho tiempo en los galpones de “Agromet”, como último y silencioso testimonio de su paso por la vida, o si se quiere, por la vida deportiva. Escucharlo repasar su vida era extasiarse con un relato rico en matices que combinaban la humildad, el conocimiento y la picardía, sin eufemismos. Como sin protocolo. Desnudo de orgullo o petulancia, y eso que tenía, y mucho, con que.

Impecable Torino con que Ruben se consagró en 2008 campeón de Standard Histórico en el Autódromo de Buenos Aires.

Poco tiempo después, en oportunidad que se corría la competencia de los “Dos Pilotos” en el costanero, a principios de Junio de 2011, fue la última vez que lo vi a Rubén Bianchini, era el día sábado previo a las competencias, no pudiendo con su genio dándole una mano a los jóvenes pilotos de Arroyo Seco los Bongiovanni de la Fórmula Bonaerense, que se habían venido de aquella localidad santafesina sin mecánico. Después supe, en nuestros pueblos todo se sabe (para bien y para mal) que la salud de éste auténtico ícono del automovilismo zonal de los ’70 y ’80 estaba quebrantada, hasta su momento final el pasado 7 de febrero, tenía 70 años, una llamada de mi madre aquel día, daba cuenta de esa noticia, no esperada por cierto, pero inexorable, no pude despedirme, ni acompañar a sus allegados, si se quiere éste es mi humilde homenaje.

Memorables batallas en 1980, tuvo Ruben con Miguel Angel Bertini

Cena Coronacion de su ultimo campeonato con "Vilcha" Bamonde y el querido recordado Roberto Aguirre

Se preguntará porque cuento una anécdota, en lugar de algo con más formalidad, en primera instancia, como piloto, en anteriores entregas di testimonio en oportunidad de referirme a los hermanos Bianchini, he querido esbozar el perfil del ser humano, caballero cabal, cordial hasta lo inimaginable, jamás una palabra descortés, ni subida de tono, es que se expresaba con tanto conocimiento y autoridad que no hacía falta, y como lo he hecho en mi vida personal con mis seres queridos que ya no están, quiero recordarlo con alegría, aunque nos quede un sabor amargo en la boca, quiero recordarlo batallando con “Bocha” Ortensi o “Los Sotro” en la limitada 27, definiendo un campeonato con Andrés Sciarini en la Fórmula 3 promocional , a “cara ‘e perro” con el “Tío” Bertini, Roberto Bailo, Antonio Rosell o Darío Matkovich en el TC Zonal, sin duda un piloto en estado puro.
Podría escribir por ejemplo, que hoy Rubén ha viajado a reencontrarse con “Papá” y “Mamá” Bianchini, muy caro a sus afectos, también podría escribir que acá se ha quedado “Angelito”, que ahora le falta una parte para conformar “Los Bianchini”, su querida familia, su eterno y silencioso acompañante “Vilcha” Bamonde, su entrañable preparador Crocenzi, etc , etc, la lista seguiría un rato largo. Pero lo que me atrevo a afirmar con mi más absoluta convicción, es que,Rubén Bianchini No se fue, seguirá estando en cada uno de nosotros, hasta, como en el caso mío, no fui de los que más lo trató, porque ciertamente, alguien con sus dotes personales, sean los deportivos o como hombre de bien, seguirá viviendo en la memoria colectiva de aquellos que tuvimos la suerte de conocerlo como persona y como eximio piloto.
Como encarnizado seguidor del TC Zonal, propongo con énfasis, que éste campeonato del TC Zonal, pronto a iniciarse lleve el nombre de Rubén Raúl Bianchini.

Asi lo quiero recordar siempre a Ruben Bianchini Victorioso

En la Formula 3 Bonaerense, fue campeón en 1973 y 1975 y subcampeón 1972,1974 y 1976
En el TC Zonal corrió 66 carreras, 16 victorias, 20 series, 2 campeonatos (1979 – 1985), 1 subcampeonato(1984)
POR SIEMPRE RUBEN RAUL BIANCHINI

No hay comentarios:

Publicar un comentario