Páginas vistas en total

jueves, 10 de abril de 2014

JORGE AGUIRRE SINÓNIMO DE TC ZONAL

Jorge Aguirre

Con casi 40 años de vida, el TC Zonal, ha generado fieles seguidores, y porque no, detractores. También en éste abanico de pensamientos están quienes literalmente quieren que el TC Zonal desaparezca de la faz de la tierra, los que “dicen” tener la camiseta puesta, critican errores, pero jamás aplauden aciertos, están los simples observadores, y quienes de verdad sienten la categoría en la piel, más allá de una camiseta.
Pero sin lugar a dudas cuando uno piensa en TC Zonal, ineludiblemente hay que pensar en Jorge Aguirre.
Cae en éste momento una pregunta, y tratar de esbozar una respuesta, sobre todo a las jóvenes generaciones que no conocieron personalmente a Jorge Aguirre. Quien fue Jorge Heber Aguirre?
Jorge Heber Aguirre, piloto de TC en los ’60, y del TC  zonal en los ’80 con más pasión que resultados, concurrente, dueño de autos de competición, buscando el mejor piloto que se los tripule, entrañable colaborador de Carlos Pairetti y Luis Di Palma, promotor, fundador y primer presidente de Fedenor, sponsor de cuantísimos autos de competición, primero bajo la firma “Mandrile, Petri & Aguirre” y posteriormente “Mandrile & Aguirre”, con semejante palmarés, es obvio que estamos frente a un tipo que amó profundamente el automovilismo, que tuvo la inmensa satisfacción de ver coronarse campeón en el TC Zonal y en el GTA a su hijo Gastón, no puedo dejar de pensar ahora qué sería de “Cabeza”, si pudiera ver a su nieto Valentín con su promisorio presente tanto en la FB en 2013 y en el TC Zonal en la actualidad.

Jorge Aguirre hablando a los presentes en un sencillo festejo en la Agencia Vassalli de Av Roque Saenz  Peña, en 1989, cuando Gastón lograba su primer título de TC Zonal. En la imágen Oscar Giacone, Darío Matkovich, entre otros.

Nunca fui amigo de Jorge Aguirre, tan solo nos unió un respeto mutuo entre un empresario fanático del automovilismo y un periodista, pero el trato cotidiano, me permiten hoy, contarles quien fue esta persona, a la cual le profesé un profundo respeto y gran admiración.
Lo dicho más arriba hablan de una personalidad, entregada al automovilismo, pero quien fue como persona, me tomo éste atrevimiento, porque considero, que grafica aún más, éste reconocimiento, que, perdón por la pedantería, considero justiciero.
Jorge Aguirre fue un tipo, de esos que no pasan en vano por la vida, que dejan huella, de un corazón gigante, bonachón, verborrágico, con un humor sin igual, capaz de pasar de la serenidad a la tempestad en cuestión de segundos, para inmediatamente volver a la tranquilidad, lo cual lo hacía un personaje único, aceptarlo o dejarlo, ésa era la ecuación, y yo opté por la primera opción, tanto ayer como hoy, porque  personajes como Jorge ya, hoy son una raza en extinción, de los que ya no existen.
Para afianzar aún más mis afirmaciones cuento algunas acciones o anécdotas de éste increíble personaje de nuestro querido automovilismo zonal.
En épocas del TC del 40 llegó a tener tres autos en la categoría.
En algún tiempo se dio el gusto de hacer un casting de pilotos, el más rápido se convertía en su piloto.
Logró cuatro campeonatos con sus autos, dos en el TC del 40, con Hugo Rosendo Masiá y Angel Bianchini y dos en el TC Zonal a  manos de Gastón Aguirre.
Creo que podría cometer alguna omisión imperdonable si me pusiera a enumerar la larga lista de pilotos que corrieron sus autos.
A mediados de los ’80 se venía un premio coronación, y siempre fue una competencia sensible la última del año en el TC Zonal, con el ánimo de sumar un auto más, le prestó un motor a un piloto que había fundido su auto, en ese sentido, puso un vehículo de su empresa dejando su motor en la puerta del taller del piloto que, además no era de Arrecifes. Llegó el día de la carrera, pero ese piloto no apareció a competir. Al fin de semana siguiente se corrió el premio coronación del TC del Oeste, con la sorpresa que aquel piloto al cual Jorge Aguirre le había prestado su motor para competir en el TC Zonal, tomaba parte de aquella competencia en la Clase B, con el motor que le había prestado Jorge.  Así, también, con ese desprecio se le pagó muchas veces su increíble generosidad.

Foto de 1989, sospecho en Colón, el día que Gastón se coronaba Campeón, abajo a la derecha al lado de Omar Pozzi, nuestro homenajeado de hoy Jorge Aguirre


Seguro, el lector de éste blog, en éste momento estará rememorando alguna anécdota, teniendo como protagonista al genial Jorge, de las que podrían contarse y las que no,  yo mismo, ahora, recuerdo una desopilante historia entre Aguirre, un empleado de su empresa y yo, volviendo de una carrera de TC Zonal de Lincoln con su Mercedes doble cabina gris, pero, ésa historia la dejo para otro momento. El objetivo, de éste posteo, es sencillamente para resaltar con justicia la figura de un tipo genial, controvertido, querible, inolvidable, y en verdad absolutamente necesario en los tiempos que corren…y que ciertamente tenía puesta la camiseta del TC Zonal…
Tan solo con dos palabras quiero sintetizar todo lo expuesto en ésta crónica:
“GRACIAS JORGE”

No hay comentarios:

Publicar un comentario