Páginas vistas en total

miércoles, 5 de octubre de 2011

A MIGUEL ANGEL VILLARINO

Este fin de semana se corre la carrera número 29 del TC Zonal en el circuito Barrancas del Paraná en Baradero, y que de cuyo historial ya dimos cuenta en anteriores subidas.


Lo llamativo del caso, es que si tenemos en cuenta que el historial se inició en 1980, han sido relativamente pocas las presentaciones de nuestra categoría en ése escenario, quedando de manifiesto el poco o casi nada de interés por el TC Zonal, de parte del Baradero Automóvil Club. Este entidad apuntó su interés en categorías como el TC del Oeste en su momento o mas en nuestro tiempo en el TC Regional.
Reflexionando sobre éste hecho, llegué a la conclusión que, una de las explicaciones radica en que Baradero nunca tuvo muchos representantes en el TC Zonal, es mas rastreando los casi 300 pilotos que corrieron en la categoría, tan solo uno, defendió los colores de Baradero, y ése protagonista fue Miguel Angel Villarino.
13 De julio de 1980, largada de la primera serie, Villarino en primera fila, flanqueado por Angel Bianchini y Antonio Rosell.

Y la pregunta que cae en éste momento es, sobre todo por parte de los jóvenes es: ¿Quién fue Miguel Angel Villarino?
Fue alguien que fue protagonista del TC Zonal que corrió entre 1978 y 1991, 47 competencias, logrando su mejor resultado el 2 de agosto de 1981 en Lincoln ocupando el cuarto lugar detrás de Juan Manuel Matkovich, Jesús Manzanarez y Antonio Rosell, y delante de Miguel Angel Bertini y Norberto Pavone, tripulando uno de los pocos “cuadrados” que tuvo la categoría, siempre con Ford. Siendo ese año, el ’81 su mejor año competitivo quedando octavo en aquel campeonato que tuvo treinta protagonistas, destaco esto último porque, por aquel tiempo, solo obtenían puntos los clasificados del primero al sexto de la final, no había puntos por presentación, ni clasificación, ni serie, ni nada que se le parezca.
Dos "Cuadrados" en acción, Villaarino siguiendo en Arrecifes a "Beto" Pavone y Antonio Rosell, año 1980.

Vale informar que, entre 1978 y 1981 Miguel Villarino utilizó ese cuadrado que hacía referencia, era un Sedan Ford modelo 1934, después de un “parate” de cinco años volvió a la categoría con una coqueta cupecita en 1986, corriendo hasta 1991.
Pergamino, año 1987, la cupecita verde, a la izquierda, Villarino de pie
del lado del conductor, en el centro la maquina amarilla de Carlos Patriarca, y en segundo plano a la derecha, se me hace el auto de Caporossi

Recuerdo con notalgia la imagen de “Miguelito”, con su inapagable cigarrillo entre sus dedos, de voz pausada, sin levantar su tono nunca, silencioso, uno de los tantos pilotos-mecánico que ha tenido y tiene el TC Zonal. Esforzado, inclaudicable luchador, mas allá de sus propias posibilidades, dejó su vida, probablemente en el lugar que se sintió mas feliz en su vida, en un circuito de carreras, ésta vez, no fue el motor de su Forcito quien le jugó una mala pasada, sino su propio corazón, previo a la largada de una competencia de TC Regional.
Se fue en silencio, tal cual llegó a la categoría, tal cual pasó por la misma, y casi desapercibida su desaparición física para el TC Zonal, en silencio, incluso para quién les escribe ésta crónica, que sirva éste humilde homenaje, para inmortalizar su paso por la categoría, y homenajear a todos los luchadores del TC Zonal, a los que pasaron y para los que aun están dignificando la inexplicable pasión por el automovilismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario